Hacia un futuro más ligero y sostenible: la irrupción de los materiales compuestos en la industria del transporte como apuesta por el futuro.

Cada vez más, se hace necesario buscar alternativas sostenibles y duraderas para ayudar en la lucha contra el cambio climático. Una de las soluciones, la encontramos en los materiales compuestos, que llevan revolucionando las ballestas en la automoción durante la última década y están abriendo el camino a la electrificación del sector de la automoción gracias a sus increíbles propiedades y características, tal y como estamos haciendo desde Ziur Composite Solutions, una empresa del Grupo MBHA.

El sector del automóvil ligero y pesado lleva mostrando interés en innovar en todo aquello relacionado con los actuales sistemas de suspensión, con la introducción paulatina de soluciones basadas en materiales compuestos por sus excelentes propiedades y características. La utilización de materiales compuestos pueden reducir enormemente el peso total del sistema de suspensión, además de mejorar las propiedades amortiguadoras. Esta pequeña gran mejora supone una ventaja fundamental en los camiones de mercancía, donde el peso total del vehículo se puede llegar a reducir hasta en un 60%, aumentando la eficiencia, e incrementando la capacidad de carga, características esenciales para el sector del transporte.

Aun así, esta gran optimización de materiales y peso va a encontrar su mayor utilidad en el proceso de electrificación de los vehículos, donde el Grupo MBHA también va a jugar un papel fundamental gracias a los procesos de innovación y desarrollo que realiza. 

Por un lado, se reduce el volumen y perfil de las ballestas, y, por otro lado, se disminuye el peso total del vehículo, por lo que se puede aumentar la cantidad de baterías, incrementando todavía más el rango y carga respecto a un vehículo de combustión. Al aumentar la autonomía y, por tanto, el rango, se abre un abanico de posibilidades que abordaría las deficiencias que ahora mismo están penalizando la adopción en masa de los vehículos electrificados, por lo que se despejarían algunas de las incertidumbres que están paralizando el transporte de mercancía en grandes vehículos electrificados. 

En conclusión, los materiales compuestos usados por ejemplo en las ballestas de automoción, están facilitando la agilización de la electrificación y sostenibilidad del sector del automóvil ligero y pesado. Al apostar por materiales y procesos con una menor huella de carbono, mayores aplicaciones, y más resistentes, ayudan a salvar las carencias de las baterías, facilitando la adopción de la electrificación de la automoción a gran escala. 

Desde los laboratorios y centros de innovación del Grupo MBHA esta revolución se lleva viviendo años y nuestra apuesta por este futuro tan prometedor y disruptivo es una realidad que palpamos a diario gracias a los desarrollos tecnológicos que proponemos desde Ziur Composite Solutions y desde la propia MBHA, mediante el desarrollo de soluciones innovadoras para la suspensión en la industria del transporte.

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *